Equipo UTEM participó en el VI Encuentro Anual Ingeniería 2030

Autor: institucional|
• Valentina Quiroga, jefa del programa, expuso los principales logros de este primer año de implementación, así como los desafíos y las oportunidades que el proyecto ING2030 presenta para la UTEM.

Bajo el lema “Ingeniería para un mundo de nuevos desafíos”, y a seis años del inicio de la etapa de implementación, las diecisiete universidades que participan del programa (con excepción de la Universidad Arturo Prat) se reunieron el miércoles 25 de noviembre en el VI Encuentro Anual del Programa Ingeniería 2030 de Corfo.

En el evento, que este año se desarrolló telemáticamente y pudo seguirse a través de youtube, los equipos de las universidades participantes dieron cuenta de sus principales resultados, con foco en el aumento de ingenierías e ingenieros innovadores en el país y en un mayor desarrollo tecnológico, innovación y emprendimiento, con una fuerte relación con la industria.

“Este encuentro se ha transformado en una instancia obligatoria de difusión de resultados y buenas prácticas entre las facultades de ingeniería, el sector público y privado, lo que motiva a todas las universidades del país a realizar transformaciones similares a las que este programa pionero comenzó a realizar desde el 2014”, destacó Fernando Hentzschel, gerente de Capacidades Tecnológicas de Corfo, en su intervención que dio inicio al encuentro.

En efecto, en los últimos tres años, entre los resultados de las facultades de ingeniería del programa destacan los 788 contratos tecnológicos firmados con empresas por más de $34.000 millones, el apoyo para la creación de 180 nuevos emprendimientos tecnológicos e involucrar a más de cuatro mil alumnos en proyectos de innovación y emprendimiento, hitos que han generado más de mil empleos para el país y una atracción de inversión que supera los $16 mil millones.

Inmersión en el territorio

El equipo UTEM participó en el tercer panel, “Ingeniería con impacto regional”, junto al Consorcio Heuma, integrado por las universidades Católica del Norte y de Antofagasta; Innoving2030, de la Universidad Austral; FIULS2030, de la Universidad de La Serena; y FIUDA 2030, de la Universidad de Atacama. En su representación, expuso la jefa del programa, Valentina Quiroga, quien destacó que el programa se encuentra en su primer año de implementación en la UTEM, recordando que la visión definida para el 2030 es “posicionar a las carreras de Ingeniería Civil de la Universidad Tecnológica Metropolitana, con al menos un 30% de mujeres dentro de sus estudiantes. Estar acreditadas internacionalmente y que sus egresados sean reconocidos por su liderazgo, compromiso social y medio ambiental y, muy especialmente, por sus capacidades de emprendimiento e innovación”.

Esta visión “se complementa con objetivos de productividad en todos los ámbitos que la política Ingeniería 2030 contempla”, añadió.

“La UTEM tiene un compromiso enorme por ponerse al día y cumplir las expectativas que genera Ingeniería 2030” , afirmó Valentina Quiroga, compromiso que se manifiesta en que en 2019 la UTEM creó la OTL, “para fomentar y gestionar la propiedad intelectual; la oficina ha destinado esfuerzos importantes para desarrollar reglamentación interna, y apoyar a las y los investigadores; ha logrado realizar la solicitud nacional de dos patentes de invención. En materia de publicaciones, si bien aún queda bastante camino por recorrer, destacamos el fuerte incremento, que nos permitió ingresar por primera vez en el ranking internacional SCImago”.

También se creó el programa Innova UTEM, para el fomento de la I+E, entre cuyos proyectos destaca el Hub de Innovación y sus nodos domiciliados en distintas comunas de la Región Metropolitana, “lo que está permitiendo una inmersión muy potente de la Universidad en el territorio, a la vez que vamos cerrando brechas de infraestructura y espacios para la innovación y el emprendimiento”, afirmó Quiroga.

Fortalecimiento de los cuerpos académicos

Este año, nuevos proyectos están apoyando el desarrollo institucional de la UTEM. “Hemos iniciado el proceso de renovación curricular de siete ingenierías civiles y estamos en proceso de crear una octava, siguiendo los procesos de acreditación internacional bajo el acuerdo de Washington. Los equipos de las facultades están realizando un esfuerzo inédito por coordinarse en torno a la construcción de un metaperfil de egreso para todas las ingenierías civiles que incorporan los ámbitos transversales y comunes a todas, y constituirán el sello UTEM”, destacó.

Otro logro es el desarrollo de postgrados, entre ellos el magíster en eficiencia energética y el magíster en tecnologías BIM, “que ya se encuentran en funcionamiento, y otros cinco programas que esperamos puedan complementar la oferta a partir de 2021”. La jefa de ING2030 indicó que esta agenda “será enriquecida y complementada con cursos de formación continua, para materializar el compromiso que tiene la Universidad con el aprendizaje a lo largo de la vida de las personas” .

Asimismo, informó la habilitación de dos estructuras funcionales para mejorar la productividad, fortalecer la vinculación en temas de I+E aplicada y estimular el trabajo interdisciplinario al interior de la Universidad, que se encuentran en fase de diseño concluido. Se trata del CITI, un centro de coordinación interfacultades y el programa de sustentabilidad local que estará orientado al trabajo con municipios de la región, “con foco en municipios rurales con alta vulnerabilidad frente al cambio climático”; y de una Academia de Innovación y Emprendimiento Estudiantil, a los que se sumará una Escuela de Verano “para fortalecer nuestra vinculación con los establecimientos educacionales e incentivar a las y los jóvenes en su estudio por estas áreas del conocimiento”.

Un hecho fundamental que ha permitido estos avances es el fortalecimiento de los cuerpos académicos de la Universidad. “Estamos diseñando procedimientos que nos permitan adelantar y establecer una visión de desarrollo estratégico de los cuerpos académicos en ambas facultades a mediano plazo, con miras a poder satisfacer adecuadamente todas las funciones que se tienen que desarrollar”, precisó Quiroga.

Buenas prácticas, generosidad y sentido de red

El Programa ha desarrollado alianzas estratégicas con foco en pymes y gobiernos locales. Estas alianzas se desarrollan siguiendo los sellos institucionales de sustentabilidad, tecnología y responsabilidad social. Entre las buenas prácticas desarrolladas, Valentina Quiroga expuso que el diagnóstico y el diseño contaron “con alta participación de las unidades de nivel central y facultades, permitiendo desde el origen el alineamiento a propósitos institucionales. Esto permitió que, en este primer año de instalación, que además ha sido un año de pandemia, hemos tenido tempranamente avances que en la evaluación interna consideramos muy relevantes”.

Mencionó también la elevada interconexión con otros proyectos, incorporando aprendizajes y lecciones a través de un benchmarking nacional y la vinculación temprana con actores externos para el diseño de iniciativas.

“Aprovechamos este encuentro para agradecer el formar parte de esta red, porque en más de una oportunidad nos hemos reunido con varios de los equipos presentes y hemos aprendido muchísimo de su experiencia. Agradecemos la generosidad; creemos que es tremendamente potente el sentido de red y de alianza; sin duda ha fortalecido enormemente el desarrollo de nuestro proyecto. Hemos incorporado y nos sentimos con las confianzas suficientes para incorporar tempranamente los aprendizajes que otros han tenido y que van más adelantados que nosotros en el desarrollo de sus proyectos” , afirmó.

Finalmente, Valentina Quiroga se refirió a algunas oportunidades y desafíos. “Desde el primer momento hemos visto la oportunidad de institucionalizar ING2030. Que no sea una unidad que vaya en paralelo desarrollando proyectos, sino que está absolutamente compenetrada con todas las unidades de la Universidad; es un esfuerzo consciente, compartido y en el cual tenemos que continuar para que la coordinación entre las distintas unidades de la UTEM no sea solo de los propósitos sino también de estrategias” .

Por otra parte, “aspirar a una acreditación internacional es un desafío relevante. El contexto de presupuesto nacional hace para la UTEM una situación doblemente desafiante, porque el proyecto ING2030 UTEM está financiado con recursos propios y de apalancamiento de otros proyectos. Para nosotros es un desafío doble” , concluyó.

Visualizar el 2030

Previamente, en el panel “El impacto de la transformación”, dialogaron Marcela Angulo, directora UDEC Santiago; Karin Saavedra, directora del Magíster en Mecánica de la Universidad de Talca; Conrad Von Igel, gerente de Innovación de la Cámara Chilena de la Construcción; Cristóbal Marshall, gerente de Asuntos Corporativos de Escondida/BHP. La conversación fue moderada por Fernando Hentzschel.

El turno de las universidades comenzó en el panel “Visualizando el 2030”, en el que participaron el consorcio The Clover, que reúne a la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Universidad Técnica Federico Santa María; el Consorcio 2030, integrado por las universidades de Concepción, de Santiago y Pontificia Católica de Valparaíso, y, en tercer término, la Universidad de Chile.

Por la tarde, éste continuó con las exposiciones de los representantes de la Macrofacultad de Ingeniería del Sur de Chile, conformadas por las universidades de La Frontera, del Bío-Bío y de Talca, y de la Universidad Adolfo Ibáñez.

El encuentro puede verse en este enlace: https://youtu.be/GOXa_HOFrbQ

Etiquetas:

Deje un Comentario

UTEM-TV

NOTICIAS

Más vistos

WordPress Video Lightbox